La institucionalización del estudio de la comunicación

Sofía Muñoz G.G.
Fernando Cámara

La institucionalización del estudio de la comunicación
en las universidades mexicanas

Como especialidad universitaria, comenzó a establecedse en México apenas en la segunda mitad del siglo XX.

En México y América Latina han predominado sucesivamente tres modelos o procesos fundacionales para la formación de comunicadores, que de diversas maneras integran en currículum los saberes recortados históricamente como pertinentes en función de diversos perfiles y determinaciones socioprofecionales. Cada uno de estos modelos, a su vez, ha configurado de distintas maneras el núcleo operante de la comunicación como disciplina académica.

El modelo de la formación de periodistas, originado en los años cincuenta, a pesar de su tradicional enfoque técnico y pragmático, tiene como uno de sus elementos constitutivos el propósito de la incidencia político-social a través de la conformación de la “opinión publica”, donde tanto la indagación sistemática como la ética profesional tiene la mayor importancia. Los valores utópicos de este modelo son, sobre todo, los de la honestidad, la oportunidad y la lucidez de quien ejerce el poder de interpretar los hechos sociales en una sociedad liberal.

El segundo modelo, originado en los años sesenta, el que concibe al comunicador como intelectual desde una perspectiva humanística, subordina la habilitación técnica a la cultura encargada en sujetos capaces de impulsar, a través de los medios de difusión, la transformación de la dinámica sociocultural conforme a marcos axiológicos bien definidos y enfatiza, sobre todo, un manejo competente y responsable de los “contenidos” y de los “medios” como lenguajes, de acuerdo con la autoridad intelectual del “creador”, que no operador de los mensajes.

Finalmente esta `un modelo llamado “comunicólogo”, originado en los años setenta, tiende prácticamente a abandonar la formación instrumental y la habilitación profesional por enfatizar el estudio de las practicas y sistemas de comunicación desde los niveles teóricos y epistemológicos mas abstractos y desde una perspectiva critica, no solo de las practicas comunicación ales y las estructuras sociales. Si no de los propios saberes del campo.

A partir de los años, ya había un gran numero de estudiantes de comunicación, su crecimiento fue siendo cada vez mas grande.

Los tres modelos tienen, pues, en común, un impulso fuerte de transformación de la sociedad por medio de la comunicación, una propuesta de cambio basada en le pensamiento critico y el rechazo de las practicas predominantes en los medios y en otras instituciones sociales.
También es muy significativo que la tecnología de las comunicaciones acelero su ritmo de desarrollo y sus aplicaciones sociales de tal manera que no dejo tiempo para pensar seriamente en sus implicaciones.

El desarrollo de la comunicación, ha sido consistente y ha tenido un crecimiento sólido, aunque muy limitado en alcance.

Conclusión:

Para poder estudiar comunicación es necesario entender y comprender su pasado y su historia para así entender el presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: